1. Skip to Menu
  2. Skip to Content
  3. Skip to Footer

PRÓBLEMATICA


El tema medioambiental se ha venido abordando de manera superficial en la agenda política hace apenas 3 décadas aproximadamente, en este tiempo de análisis, nos hemos dado cuenta de efectos muy negativos que hemos provocado en la naturaleza principalmente los seres humanos.

Hemos flagelado nuestros bosques y selvas reduciéndolos hasta un 95 por ciento, las acciones en materia ambiental se delimitaban a la gestión y coordinación de los actores oficiales involucrados en el tema, así como en una equivocada orientación del manejo de los recursos naturales, lo que dio como consecuencia un aumento en la problemática ambiental que actualmente se manifiesta en el Estado, y  por consecuencia, a nivel mundial.

Como acertadamente se comenta en el Plan Veracruzano de Desarrollo 2011–2016 (PVD 2011-2016), “las oportunidades de progreso y desarrollo en Veracruz se encuentran no sólo relacionadas, sino condicionadas al aprovechamiento racional y sustentable de los recursos naturales”.

 El crecimiento de los centros urbanos, el desarrollo industrial y los cambios no planificados de uso de suelo, generan impactos negativos en el ambiente. Las posibilidades de desarrollo sostenido se enfrentan a la contaminación de los recursos hídricos, del aire y los suelos, a la degradación forestal, la pérdida de especies animales y vegetales, además de la alteración y fragmentación del hábitat.

El calentamiento global incrementa los efectos negativos que le hemos ocasionado a la naturaleza, Veracruz presenta un alto grado de vulnerabilidad ante este fenómeno que impacta en  las condiciones de salud de la población, en la agricultura y la producción de alimentos, en la pérdida de especies y, en última instancia en el deterioro de las condiciones de la vida y pérdidas económicas para la población.

“De acuerdo a un inventario preeliminar de emisiones de Gases de Efecto Invernadero (GEI), Veracruz contribuye con 3.5 por ciento del total de las emisiones nacionales. Estas emisiones provienen principalmente de la generación de energía, la agricultura, la ganadería, residuos sólidos y el sector industrial, entre otros, con un incremento de 11.2 por ciento en el periodo 2000 a 2004”, (PVD 2011-2016).

Veracruz tiene un gran desafío en cuanto a la agenda ambiental, dentro de las prioridades más urgentes están la preservación de la biodiversidad y los servicios ecosistémicos asociados, el manejo integral del recursos hídrico y del suelo, el ordenamiento ecológico territorial, la adaptación y mitigación a los efectos del cambio climático, prevención y reducción de contaminantes y por sobre todo, la educación ambiental.


¡Juntos podemos lograrlo!