1. Skip to Menu
  2. Skip to Content
  3. Skip to Footer

Fundación Salvemos el Agua, 5 años

Se han cumplido cinco años desde que se constituye de manera formal y legal la Fundación Salvemos el Agua; cinco años que se dicen fácil; sin embargo, los logros alcanzados han costado esfuerzo y superación constantes. Recuerdo la primera reunión en la que se convocó a un grupo de amigos para comentarles la inquietud de conformar una organización dedicada al cuidado y preservación del medio ambiente dadas las imperantes condiciones de deterioro ambiental que sufre el planeta en la actualidad, generando un entusiasta debate entre los presentes, escuchando con atención sus opiniones y comentarios. A esa primera reunión le sobrevinieron muchas más hasta que el 30 de noviembre del 2005, la Fundación Salvemos el Agua A. C., quedó legalmente constituida ante notario público.

En nuestras primeras reuniones poníamos sobre la mesa temas que iban desde el nombre hasta el objeto social de nuestra Fundación y poco a poco fuimos delimitando acciones y conjuntado ideas para conformarla de la mejor manera posible; una vez que logramos constituirnos legalmente; vinieron las primeras acciones a favor del medio ambiente consistentes principalmente en la impartición de pláticas y conferencias en escuelas sobre la importancia del cuidado y preservación del entorno ecológico. 

La primera acción contundente a favor del medio ambiente la hicimos en 2005 cuando denunciamos públicamente un tiradero de basura a cielo abierto en una laguna ubicada en Rancho Nuevo, municipio de Vega de Alatorre. Recuerdo a los pobladores que habitan en las inmediaciones de esa laguna que con tristeza señalaban un árbol en el que antes se posaban garzas y que en ese momento estaba lleno de buitres. El panorama era desolador, los pozos artesianos de donde extraían el agua para su consumo e higiene personal ahora estaban pestilentes y contaminados. En sus mesas ahora abundaban las moscas atraídas por el característico olor a la basura en descomposición. 

Como integrantes de la Fundación acudimos al lugar y denunciamos públicamente los hechos ante la ciudadanía convocando a los medios de comunicación. En respuesta 15 días después las autoridades del gobierno del estado clausuraron este tiradero clandestino de basura y rellenaron con balastre el lugar; que si bien es cierto, que la basura existente quedó sepultada; se evitó que hasta la fecha ese terreno siguiera siendo utilizado como un tiradero municipal. Actualmente y gracias a esa denuncia pública el municipio cuenta con un relleno sanitario adecuado para depositar ahí la basura de manera responsable.

En el año 2007, aquí en la ciudad de Xalapa, señalamos las descargas de aguas negras que se vertían directamente en los lagos del dique y las clausuramos simbólicamente; logrando que el H. Ayuntamiento conectara 24 de las 27 descargas al colector “Hortensias”. De ésta manera logramos sanear en gran medida uno de los paseos más simbólicos de la ciudad.