1. Skip to Menu
  2. Skip to Content
  3. Skip to Footer

El Día Mundial del Medio Ambiente y El Cofre de Perote

¿Cuántas noticias malas sobre el medio ambiente tendremos que conocer para empezar a hacer algo? Es grave la situación ambiental en Veracruz, en México y en el mundo entero, es muy grave porque no hacemos nada para frenar el deterioro ambiental, la contaminación, el calentamiento global, la deforestación y lamentablemente lo único que hacemos es culpar al vecino de enfrente o más fácil, porqué no, a nuestras autoridades municipales, estatales, federales y a las ambientales también.

Aludo al Cofre de Perote, cuyo nombre original en náhuatl es Nauhcampatépetl que quiere decir montaña de cuatro lados, montaña monumental ubicada en la zona centro de nuestro Estado, a 4292 metros sobre el nivel del mar, representa una de las zonas forestales más ricas de nuestra entidad y un símbolo de nuestra riqueza forestal orgullo de los veracruzanos, hoy lo estamos poniendo en riesgo, este extinto volcán está viviendo tiempos difíciles, esta muriendo frente a nuestros ojos, acaso no nos damos cuenta que estamos poniendo en riesgo nuestra propia existencia, el derecho a la vida de todos los seres vivos que lo habitan, por igual la flora, la fauna y los cientos de gentes que allí viven, los miles de veracruzanos que recibimos agua de él todos los días, también regula nuestra temperatura y nos proporciona la humedad que mantenía nuestro clima templado y fresco, nos daba cobijo y seguridad, hoy lo estamos matando producto de la grave alteración ambiental que hemos causado.

La responsabilidad ambiental comunitaria se debe entender como la responsabilidad individual que tiene cada uno de nosotros como individuos, como miembros de una comunidad, del municipio, estado y un país, cada uno de nosotros es corresponsable de lo que le estamos haciendo al planeta, de lo que está pasando en todas partes, en los últimos días y a consecuencia del calor abrumante en la ciudad he escuchado a varios amigos decir que “se están acabado el cofre”, “se están” comenté, mejor dicho “estamos acabando con el cofre”, lo hemos deforestado todos, si todos, los burreros, los más de 8,000 habitantes que allí viven, las autoridades forestales, los aserraderos que ahí están, los carpinteros, los grandes empresarios, las mismas autoridades de todos los niveles de gobierno, etc. y porqué no decirlo, nosotros mismos, nosotros que ocupamos madera en nuestras casas, en nuestros muebles, en vigas gigantes que sostienen los techos de nuestras residencias, sí nosotros, tu y yo lo hacemos todos los días, “nos estamos acabando el cofre”; ¡exclamé!.

Hasta hace unos años nuestra ciudad la rodeaba un increíble bosque de niebla custodiado y protegido por la montaña monumental que es nuestro Cofre de Perote, hoy devastado, destrozado, con menos de 3500 hectáreas de bosques de las más de 13, 500 hectáreas de aquel gran parque nacional que en 1937 tenía.

Debemos reflexionar sobre el daño que estamos haciendo a nuestro planeta, a nuestros hijos y a las futuras generaciones que habitarán y sufrirán la irresponsabilidad que nuestra parca educación ambiental nos llevó a hacer, usemos la madera, pero seamos razonables, coherentes con su uso y aprovechamiento, seamos un poco más conscientes, olvidemos las diferencias entre unos y otros, quitemos ideologías políticas, partidistas y socioeconómicas, hagamos algo, tal vez estemos a tiempo, sembremos un árbol y sustituyamos la madera por otros materiales cuando se pueda, no seamos tan egoístas, unamos esfuerzos para salvar al cofre, unamos esfuerzos para salvarnos a nosotros mismos, es momento de actuar, de hacer algo por nuestra comunidad, por nuestros hijos y por el Veracruz que tanto queremos.

¡Juntos podemos lograrlo!

Salvemos el Agua A.C. 
www.salvemoselagua.org