1. Skip to Menu
  2. Skip to Content
  3. Skip to Footer

¿Y Ahora que qué hacemos con las pilas usadas?

 

Lic. Alejandro de la Madrid Trueba

En Veracruz se consumen en promedio 10 pilas por año per cápita lo que equivale a más de 70 millones de pilas anuales, se estima que una vez usadas más del 90% son mezcladas indiscriminadamente con la basura y otro tanto son arrojadas en basureros, al aire libre, lagunas, ríos y cuerpos de agua en general, esto ha generado incontables daños ambientales a nuestro entorno ecológico, flora, fauna y por supuesto al ser humano, se estima que menos del 10% del total de las pilas usadas por un veracruzano son recuperadas y tienen un destino final adecuado.

La sociedad civil organizada ha destinado esfuerzos, recursos y movilizado a cientos de veracruzanos, hoy son más los ciudadanos los que participan en la instalación de centros de acopio de pilas en todo el Estado, los que hicieron conciencia y depositan las pilas en centros de acopio autorizados, a pesar de ello hoy en Veracruz no existe aún un lugar adecuado para el reciclado y aprovechamiento de los metales recuperables de las pilas usadas, hoy en Veracruz las empresas transnacionales que venden pilas hacen negocios multimillonarios no llevan a cabo acciones para resolver el problema que ellos mismos generan, en la actualidad estas empresas al amparo de nuestros recursos ignoran y cierran los ojos ante el problema ambiental que se genera, enferma y mata sin ni siquiera darnos cuenta de las enfermedades renales y algunos tipos de cáncer vinculados con sus componentes.

Hablar de corresponsabilidad en principio es hablar de la unión de esfuerzos, de todos los actores sociales, los tres niveles de gobierno, empresas, instituciones educativas, organismos públicos, privados y las asociaciones civiles.

Tenemos que exigir políticas públicas adecuadas a nuestra realidad, demandar un marco jurídico que norme la producción, distribución, venta y principalmente el reciclado y disposición final de todas las pilas usadas, hoy las pilas contribuyen a la contaminación ambiental que vivimos, la falta de tratamiento adecuado está provocando daños al medio ambiente y al ser humano por su mala disposición y no existe una campaña gubernamental permanente para enfrentar el problema, lo hemos tomado unos cuantos, algunos municipios y en consecuencia enfrentamos un problema ambiental al que nadie le quiere entrar, que le cuesta a todos y que es el resultado de una gran movilización ciudadana ejemplar en el estado de Veracruz.

La gran mayoría de los municipios veracruzanos no realizan campañas permanentes de acopio de pilas usadas, ni se conoce la calidad de los residuos peligrosos y mucho menos son tratadas con tal característica, lo mas lamentable es que los consumidores no cuentan con la información necesaria para evitar los riesgos a la salud y al medio ambiente.

El manejo adecuado de las pilas usadas es un reto, que cuesta e implica esfuerzo, trabajo, tiempo y corresponsabilidad de todos los actores sociales, por ello nuestras acciones tienen como finalidad crear conciencia entre la ciudadanía para que todas las pilas sean depositadas en confinamientos finales adecuados.

En septiembre de 2008 la Fundación Salvemos el Agua se sumó a al Programa de “Recepción de Pilas y Baterías Usadas” implementado en el Estado de Veracruz por la la Secretaria del Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT), posteriormente en el marco del 65 Aniversario del Diario de Xalapa y de su campaña “65 Días por la Ecología” se suma este gran diario con el H. Ayuntamiento de Xalapa iniciando la gran cruzada con la cual involucramos a los ciudadanos y creamos conciencia para evitar las graves afectaciones al medio ambiente y los recursos naturales, por el desecho inadecuado de estos materiales. 

Cabe mencionar que a esta labor se han sumado los tres niveles de gobierno, diversas empresas, instituciones educativas públicas y privadas, asociaciones civiles, amas de casa, niños, jóvenes, adultos, medios de comunicación, ciudadanos comprometidos con el medio ambiente.

A la fecha gracias a la gran coordinación y participación de todos los actores sociales y el Diario de Xalapa hemos entregado a la SEMARNAT más de 35.5 toneladas de pilas usadas como resultado de nuestros más de 460 centros de acopio.

El 4 de noviembre de 2011 la Secretaria de Medio Ambiente y Recursos Naturales SEMARNAT mediante oficio 150/D.F.V./S.P.F.S./567/2011 notifica a la Fundación Salvemos el Agua que se han ajustado los lineamientos del programa establecido en 2008 informándonos: “Que la estrategia de recolección será directamente de la sociedad hacia las autoridades municipales”, lo que deja sin efecto nuestra autorización para establecer, para recibir y movilizar diversas estaciones de recepción en el Estado de Veracruz, situación que pone en riesgo el destino final de miles de pilas que hoy esperan un destino final adecuado en los cientos de contenedores que en su momento fueron instalados durante el tiempo que estuvimos autorizados para hacerlo y que en algún momento tendrán que entregar para disponerlos adecuadamente o tirarlos en cualquier lugar contaminando y destruyendo el medio ambiente y la salud de los veracruzanos.

Hoy hago un llamado a la congruencia ambiental y política que debe prevalecer en las autoridades medio ambientales, a la misma Secretaria de Medio Ambiente y Recursos Naturales Federal, a la Secretaria de Medio Ambiente del Gobierno del Estado para que intervengan, coordinen y den solución al problema, es necesario encontrar la solución más viable para continuar con esta gran campaña.

¡Juntos Podemos Lograrlo!
Lic. Alejandro de la Madrid Trueba
Presidente