1. Skip to Menu
  2. Skip to Content
  3. Skip to Footer

Verónica de la Medina Pardo: Clara Como el Agua

Verónica de la Medina Pardo es una mujer que, no obstante su juventud, ha logrado una interesante combinación en su vida: la plenitud profesional; la relación de pareja con su esposo, el candidato a Senador Héctor Yunes Landa; y el milagro de la maternidad, pues es orgullosa madre del pequeño Héctor Yunes de la Medina de dos años y medio.
De esta manera Verónica, Contador Público egresada de la Universidad Veracruzana, cuenta con una trayectoria de 10 años como auditora gubernamental y financiera en empresas nacionales y trasnacionales, y como funcionaria pública en organismos como el Infonavit y Fonatur.
Amiga cercana de Xalapeñísima, Verónica nos concede esta entrevista para platicarnos un poco de cómo se guarda ese delicado balance entre la realización personal, profesional, maternal y de pareja, donde convive al lado de un connotado servidor que ahora lucha por representar los intereses de Veracruz en el Senado.

XÑ: Verónica, sabemos de tu trayectoria en el servicio público a cargo de vigilar las cuentas pero algo para hacer notar también es tu desenvolvimiento al frente de voluntariados, ¿qué experiencia de vida te ha dejado este trabajo?
VMP: Así es, tuve la oportunidad de presidir el Voluntariado del Congreso del Estado donde, junto con las esposas de los Diputados integrantes de la Legislatura, desarrollamos varios programas de atención social, desarrollo cultural, y diversas actividades dentro y fuera del propio Congreso. 
Además, coordiné la oficina de gestoría de mi esposo Héctor, quien fue Diputado local por el distrito de La Antigua, y ahí de nuevo tuve la fortuna de poder realizar trabajo social en beneficio de la población de los diez municipios que integran ese distrito.

XÑ: Tenemos conocimiento de que, actualmente, encabezas los destinos de la Fundación Salvemos el Agua como Consejera Presidenta, cuéntanos de tu labor.
VMP: Alejandro de la Madrid tuvo la gentileza de invitarme, primero, como voluntaria en campañas de reforestación, limpieza de ríos, rescate de mantos acuíferos, y pláticas de concientización ambiental a niños y adolescentes en varias partes del estado. 
Posteriormente, me invitó a presidir el Consejo de la Fundación, el cual es un grupo plural donde participan académicos, expertos en temas ambientales, cámaras, asociaciones civiles y autoridades, y quien es el órgano responsable de otorgar el distintivo “Empresa Ecológicamente Responsable” (EER) a las empresas que acreditan el proceso definido para tal fin, logrando con ello fomentar y motivar a las llamadas “Empresas Verdes”.
Estamos en el momento en que la acción es definitiva, el ejemplo que demos a nuestros hijos en casa y lo que podamos hacer en nuestro entorno es indispensable. Hay muchas formas de contribuir al mejoramiento ambiental. 

XÑ: ¿Crees que el cuidado del medio ambiente es un asunto que debe crecer en la agenda política y civil de Veracruz?
VMP: Definitivamente sí. Afortunadamente, cada día somos más las personas involucradas en estos temas y las autoridades están conscientes de la necesidad de realizar acciones y ejecutar obras que contribuyan al mejoramiento; sin embargo, seguimos creyendo como ciudadanos que la obligación es sólo de la autoridad, lo que es un error. 
Es cierto, en ellos recae una gran parte de la responsabilidad por ser los ejes rectores de la regulación en el crecimiento poblacional pero también nosotros como ciudadanos podemos realizar acciones en nuestras casas o fraccionamientos que conlleven acciones positivas en el manejo de los residuos, en la colecta de agua de lluvia, entre otros. 
Si trabajáramos de la mano lograríamos metas a corto plazo, es por ello que en definitiva sí deben reglamentarse las acciones tanto de las empresas como de los ciudadanos pero también las autoridades deben proponerse resolver los problemas que se vienen arrastrando en forma inmediata, llámense drenajes, tratamiento de aguas negras, etcétera. Sé que los recursos no son suficientes pero hay que ser creativos en las soluciones.

XÑ: Entrando a asuntos de pareja: desde tu punto de vista, esta trayectoria y el estar expuesta a asuntos tan cruciales como el trabajo, ¿qué ventaja te da de comunicación, de códigos afines a la hora de la convivencia con tu esposo?
VMP: Tenemos muchas cosas en común, nuestras opiniones siempre son complementarias en los temas; en algunas coincidimos y en otras no tanto. Las mujeres siempre descubrimos aristas que los hombres por su propia naturaleza no aprecian así que, definitivamente, los enriquecemos. 
Héctor me ha dado siempre la oportunidad de ayudarlo en diversas tareas relativas a su desempeño laboral lo que, aunque me compromete en tiempo, es redituable en experiencias enriquecedoras; sin embargo, nunca olvido que mi papel es de esposa, compañera, y que los reflectores son para él, un político de carrera.

XÑ: Siendo Héctor y tú dos personas tan ocupadas con compromisos e iniciativas de acción y mejoramiento para Veracruz, ¿a qué hora se dan tiempo para convivir los tres?, ¿qué papel ocupa la familia en tu vida?
VMP: Definitivamente quien está en el ambiente político sabe de los sacrificios que lleva la familia. El quehacer político es demandante y el tiempo es escaso. Sin embargo, Héctor y yo estamos convencidos de que los valores, principios y la educación más importante es la que se da en la familia, así que como tal tenemos tiempo de calidad. En lo personal estoy dedicada exclusivamente al cuidado de él, así que por ahora nuestro más importante proyecto es él.

XÑ: Eres orgullosamente xalapeña, ¿qué nos puedes decir al respecto?
VMP: Mi familia paterna tiene profundas raíces en esta ciudad; recuerdo perfectamente las anécdotas que me contaba mi abuela cuando había dos o tres coches en Xalapa, cuando las familias se conocían y hasta emparentaban; me contaba con tristeza que habían derrumbado varios monumentos históricos para dar paso a la modernidad, también me platicaba que Palo Verde era el fin del mundo, en fin… Tener identidad es importante, pero ser xalapeña es un orgullo. 
XÑ: ¿Cómo ves a Xalapa en el paso del tiempo?
VMP: Sin duda hemos cambiado mucho pero afortunadamente conservamos nuestros puntos ancla como el Centro Histórico, las bibliotecas, el Museo de Antropología, el Centro Recreativo Xalapeño, el Parque de Los Berros, los Tecajetes, el Cerro de Macuiltépetl, la Zona Universitaria, y hemos crecido en infraestructura para dar cabida a la gran demanda de personas que deciden quedarse a vivir en nuestra ciudad.
Hay una nueva Xalapa que trata de dar ese paso a la modernidad, pero su esencia siempre será la de una ciudad cultural y universitaria.

XÑ: ¿Qué deseas para Veracruz en los próximos años?
VMP: Quiero ver a mi estado progresando, dándoles fuentes de empleo a miles de veracruzanos que hoy lo requieren, atrayendo recursos para nuestro campo, posicionándose como destino turístico, atrayendo grandes inversiones, quiero verlo potenciado como el gran estado que es.

XÑ: Para finalizar, envíanos un saludo de tu parte y de la de Héctor al público que lee XÑ.
VMP: ¡Claro! Enviamos un afectuoso saludo a todos los lectores de Xalapeñísima.


Cortesía:
Xalapeñísima, tu revista
Balderas #1 Interior A, Xalapa, Veracruz
Tel. 01 (228) 817 39 80
Facebook: Xalapeñisima
Twitter: @xalapenisima
www.xalapenisima.com.mx