1. Skip to Menu
  2. Skip to Content
  3. Skip to Footer

Campaña de Reforestación

 

En la Fundación Salvemos el Agua nos preocupa el grave problema de la deforestación por ello hemos llevado a cabo acciones de reforestación sembrando mas de 1,500 árboles en áreas verdes, fraccionamientos y áreas naturales protegidas contribuyendo a la conservación del medio ambiente.


¿Sabias que?

Los árboles reducen la contaminación del aire y fabrican su propio alimento del dióxido de carbono (C02) en la atmósfera, el agua, la luz solar y en una pequeña cantidad de elementos del suelo. En ese proceso los árboles liberan el oxígeno (02) para nosotros respirar.

Los árboles ayudan a eliminar, atrapar y sostener partículas de contaminantes (polvo, cenizas, polen y humo) que pueden causar daños a los pulmones humanos. Absorben C02 otros gases peligrosos y, a cambio, restauran la atmósfera con oxígeno.

Producen cada día, en cada media hectárea, oxígeno suficiente para 18 personas.

Absorben en cada media hectárea, por el período de un año, el C02 suficiente para igualar la cantidad que se produce al conducir un auto 42,000 kilómetros.

Los árboles remueven los contaminantes gaseosos absorbiéndolos a través de los poros de la superficie de las hojas. Las partículas son atrapadas y filtradas por las hojas, los tallos y las ramas, y son lavadas hacia el terreno por la lluvia.

La pérdida de árboles no solo intensifica el efecto del “calentamiento global” debido a la pérdida de sombra y evaporación, sino que perdemos también un principal absorbente de bióxido de carbono y un captador de otros contaminantes atmosféricos.

La quema de combustibles fósiles para obtener energía y los fuegos de bosques a gran escala, tales como los de los trópicos, son contribuidores principales de la acumulación de C02 en la atmósfera.

El manejar y proteger los bosques, y sembrar árboles nuevos, reduce los niveles de C02 al éstos almacenar carbón en las raíces y troncos y devolver oxígeno a la atmósfera.