1. Skip to Menu
  2. Skip to Content
  3. Skip to Footer

10 años, 10 kilómetros, 10 razones.

: 10 años son los que cumple la Fundación Salvemos el Agua A.C., de la cual soy presidente; 10 kilómetros corresponden a la distancia que recorrimos el pasado 6 de diciembre en bicicleta con motivo de la celebración de este aniversario, fue una rodada “urbana familiar” que llevamos a cabo en la ciudad de Xalapa y a la cual se unieron y participaron familias, socios y amigos; 10 razones son las que promovemos para el uso de la bicicleta y son también los motivos que me llevaron a hacer coincidir nuestra celebración con este deporte extraordinario: por el medio ambiente; por una movilidad sustentable; porque no necesitamos combustible; porque una bicicleta es igual 0% emisiones de CO2; por minimizar el calentamiento global; porque disminuye el tráfico; por hacer ejercicio; porque una bicicleta es igual a un auto menos; por esa sensación de libertad; porque no contamina y nos da felicidad.

Estos primeros 10 años me hacen reflexionar en el arduo trabajo que por el medio ambiente todos los socios y amigos de salvemos el agua hemos realizado; me hacen pensar en una de las acciones más importantes que hemos llevado a cabo en todos estos años: la campaña de acopio de pilas usadas, con la que a la fecha llevamos recaudadas más de 50 toneladas, y que prácticamente ninguna autoridad ha querido hacerle frente, a pesar del daño nocivo que estos pequeños dispositivos causan al medio ambiente y a la salud de los seres vivos que habitan este planeta.

Otro tema importante que merece reflexión es la grave contaminación ambiental  que generan los desechos sólidos municipales mejor conocidos como basura, y que a pesar de los esfuerzos coordinados entre sociedad y gobierno existen a la fecha más de dos mil tiraderos de basura a cielo abierto a lo largo del estado de Veracruz, poniendo en riesgo con esto la vida de  miles de personas, la flora, la fauna e incrementando la contaminación de mantos freáticos y de fuentes naturales de abastecimiento de agua, generando con esto un problema ambiental y de salud pública de incalculables consecuencias.

Por otro lado, las aguas negras sin tratar, la deforestación, el crecimiento poblacional, la destrucción de ecosistemas y  la contaminación ambiental son sólo algunos de los temas que me han hecho reflexionar en estos años, que me hacen pensar en las siguientes generaciones y los retos que tendrán que enfrentar para sobrevivir y lograr la empatía entre los seres humanos y nuestro planeta. A todo esto se suma un gran problema que me desconcierta profundamente: la falta de interés para enfrentar y poner fin a los problemas ambientales; y no sólo me refiero a los tres niveles de gobierno, también apunto a la apatía de la gran mayoría de la gente para cooperar y participar.

A pesar de todo y de esta dura realidad el medio ambiente es el entorno en el que nos desarrollamos todos los seres vivos que habitamos este planeta y lo podemos percibir como el sitio urbano o rural más inmediato a nosotros: ¡nuestra casa!; o tan lejano y distante como los ecosistemas que no habitamos; lo cierto es que todas nuestras actividades generan un impacto positivo o negativo al planeta.

Hoy hago referencia a una de ellas: el ciclismo, este y el medio ambiente están estrechamente relacionados; es una actividad deportiva altamente benéfica para el ser humano que trae innumerables beneficios para aquellos que la practican, además  de que la bicicleta se usa como medio de transporte urbano y representa la movilidad de un grupo de personas dentro de una comunidad; es una actividad positiva para el medio ambiente ya que esta libre de contaminaciones atmosféricas.

Quiero terminar comentando que estos años al frente de salvemos el agua me he dado cuenta que todos nosotros somos parte de la solución y estoy convencido de que tarde o temprano nos veremos involucrados en el rescate de nuestro planeta, por conciencia, por convicción, porque nos lo enseñaron en la escuela, o porqué los efectos negativos que hemos ocasionado con nuestra indiferencia nos empiezan a impactar directamente en nuestra forma de vida.

Súmate a salvemos el agua… ¡Juntos podemos lograrlo!

 

Facebook